Ser socialista

….
Así como el primer deber de un revolucionario es hacer la revolución, la tarea principalísima de un socialista consiste en construir el socialismo. Perogrullo, pues. Empero hay evidencias que por obvias pasan desapercibidas y, arropadas por la fuerza de la costumbre, esa modalidad tan omnipresente como sutil de manifestarse la ideología en lo cotidiano, dejan de ser normas y se transustancian en frases de ocasión protocolar para el aplauso fácil. Es evidente que ser socialista comporta la socialización raigal, teórica y práctica, con una suma de valores modélicos de la conducta individual y social. Por ejemplo, es de cajón que explotar a un semejante, lucrarse con su fuerza de trabajo, no es una actitud socialista; mas es común ver entre dirigentes políticos autobautizados socialistas a feroces explotadores del prójimo… Y la costumbre hace que tal strike pase como si nada.

“Incluir a los excluidos sin excluir a los ya incluidos”. Albricias por vuestras neuronas, tan cultivadas y despiertas, Chaderton, que le regalaron el virtuosismo de este lema a la revolución para definirla con precisión y brevedad. De modo que no se trata ahora de meterle al sectarismo y echar a patadas de los espacios del proceso de cambios a quien tenga una propiedad. El igualitarismo es hacia arriba en la escala económica, la del bienestar. Sigamos empoderando a los pobres y el socialismo tendrá motores ocho en v. De acuerdo. Qué todos vivamos mejor cada día. El asunto es de otra dimensión: la decisión de unirse quienes creen en el socialismo en una fuerza política orgánica en todas sus expresiones: filosóficas, ideológicas, programáticas, organizativas… El Partido Socialista Unido de la Revolución Bolivariana. Organizar en un mismo partido a los socialistas realengos sin excluir a los ya organizados.

Y la definición no es sólo declarativa porque el socialismo otra vez esté de moda; es de proyecto de vida, de testimonio real en cada hora de la cotidiana existencia. A menos que convalezca de una enfermedad penosa o no haya alcanzado la edad productiva, un socialista come porque trabaja no porque viva parasitando los esfuerzos del otro, que eso es explotar al hombre. Ergo , un explotador no puede ser miembro de un partido político socialista. Claro, aquí no hablamos de la fulana tercera vía socialita de Tony Blair y Antony Giddens, monstruosa invención cuya verdadera faz, más allá de la cosmética propagandística, se ve todos los días en la sangre inocente derramada en Bagdad por los guerreros enviados por el primer ministro británico, en compañía de su carnal de la Casa Blanca. El asunto planteado se refiere a la transustanciación del capitalismo, a la construcción de una sociedad más allá de la explotación del hombre por el hombre.

A enseñar con el ejemplo el convocó el Che a los revolucionarios. He aquí uno de las primeras enseñanzas: en los estatutos del PSURB debe asentarse taxativamente la norma según la cual del mismo modo que un explotador del prójimo no entrará al reino de los cielos, tampoco podrá ser integrante de este partido.

Comporta un conflicto de intereses ser un explotador de nuestros semejantes, al mismo tiempo que se funge como dirigente socialista. Cinismo concentrado, eso sería. Que el socialismo necesita empresarios privados, cierto. Pero mucho se podriría en la revolución si los dirigentes políticos socialistas ofician al mismo tiempo como dueños de empresas privadas. Quien es dirigente socialistas no puede ser empresario, y viceversa. Sin que se niegue que haya dueños de medios de producción que practiquen la función social de la propiedad y le metan el hombro a la construcción del socialismo.

Anuncios

Una respuesta to “Ser socialista”

  1. atisgun Says:

    Hola, William. Por esto y podéis odiar a Chávez me largaron de un foro, el de noticierodigital, a las cinco horas de darme de alta, y sólo puse 5 temas.

    20 obreros trabajan para patrón y cobran 36 dólares. Cosecha cada uno 100 kg y 2000 entre todos.

    El patrón vende a 1 dólares el kg y gana 1280 dólares.

    1 intermediario compra 4000 kg a 2 Patrones y los vende a 1.5 el kg.Gana 2000 dólares.

    1 mayorista compra 8000 a 2 intermediarios,a 1.5 y los vende a 2 dólares.Sus ganancia es de 4000;

    2 grandes almacenes compran 4000 kg y para venderlos usan a 20 obreros.Supongamos que los venden a 3

    y pagan 36 dólares por obrero.Ganan 3280 dólares y 720 pagan a los obreros.

    Ganancias individuales: 36 – 1280 – 2000 – 4000 – 3280 – 36. Se reparten cartas, ¿quien juega y cuánto arriesga en diez manos?

    Así acumulan capitales una minoria que llama parásitos a quienes tienen menos de ello.

    Dispongo de otros ejemplos como el anterior, al menos seis, a Chávez deberían llegarle, y lo estoy enviando a todos los email publicados en Aporrea.org.

    Podeis odiar a Chávez todo lo que queráis pero yo sé bien por qué es y se debe, antetodo, a que desea acabar con la explotación del hombre por el hombre y una oligarquía parasitaria que algunos ni reconocer sobre su propia piel, sangre y vida. Y es que si tenéis 4 millones de votos es porque venezuela está llena de explotados que no se reconocen ni siquiera como tales. Dicen que fracasó el socialismo en el Este de europa y que por eso todo socialismo está abocado al fracaso.¿Está alguien dispuesto en el capitalismo a contarnos la guerra fría y que los Estados Unidos jugaron la partida con una torre y un alfil de ventaja? ¿Qué perdidas tuvieron unos y otros en la guerra mundial? ¿Destruyeron los nazis más de 7300 aldeas en los Estados Unidos o fueron los japoneses? ¿Murieron más de un millón de personas en el bloqueo de New York? Y por último, a Marx tampoco se le deben las ocho horas de trabajo ni la mejora de los salarios como consecuencia del tomo 1 de su obra el capital.
    Y como la explotación que él denunciaba fue un espejismo, no existe ni se muestra con claridad meridiana.

    Son algunos como los maharajás que colaboraron con el imperio británico en la India. ahora colaboran con sus hijos de yankilandia. Ni siquiera saben luchar a veces por sus propios intereses nacionales y maldicen a quien se atreve más a ello. Y no por mucho ladrar o insultar se tiene más razón o se vive en mayor democracia. Eso es sólo un sucedáneo para soltar la rabia.
    Pagad más impuestos, como se hace en muchos estados de bienestar europeos y mayor felicidad reinará en el país y menos confrontación gratuita que sólo beneficiará a quien considera a los impuestos cosas del diablo, siendo ellos, en realidad, la reencarnación de la maldad.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: